Alianza Empresarial para el Desarrollo - AED

Contacto

Manténgase en contacto

Reciba nuestro boletín con información para su empresa.

¿Cómo cuidar mi salud mental ante la alerta sanitaria por COVID-19?

30 Mar, 2020

¿Cómo cuidar mi salud mental ante la alerta sanitaria por COVID-19?

Recomendaciones generales  

  • Leer o escuchar algunas noticias e información o estar expuesto a demasiada información puede hacerle sentir ansiedad o angustia. Se sugiere que, si desea estar actualizado, busque dos veces al día información de fuentes de confianza, de fuentes de confianza (principalmente del Ministerio de Salud), que sirva para conocer información de última hora, para preparar sus planes, y saber cómo mejor protegerse a sí mismo y a sus seres queridos.  

  • Cuídese, apoye y dé soporte a los demás. Ayudar a otros en su tiempo de necesidad beneficia a la persona que recibe apoyo, así como a la comunidad, principalmente para personas en condición de vulnerabilidad, con mayor dificultad para acceder a recursos como productos básicos de alimentación o higiene.  

  • Reconozca el papel de personas cuidadoras voluntarias y trabajadoras de la salud y de primera respuesta, que apoyan a personas afectadas con COVID-19 en su comunidad, por la labor que desempeñan para salvar vidas y mantener a sus seres queridos a salvo. 

  • Haga un uso responsable de las informaciones en redes sociales (WhatsApp, Facebook, Twitter). Tome conciencia de que algunas comunicaciones mediante redes sociales (por ejemplo, memes) pueden pasar de ser consideradas humor a violentar a personas o grupos de personas.  

  • Si escucha o presencia situaciones de violencia, denúncielas al 9-1-1. Las víctimas de violencia muchas veces se sienten incapaces de pedir ayuda.  

  • Incluya en su rutina diaria, actividades que le relajen y aporten a su bienestar emocional y físico, tales como técnicas de relajación a través de la respiración consciente y otros. 

  • COVID-19 está afectando a personas de muchos países, en diferentes ubicaciones geográficas, de tal manera que no pertenece a ninguna etnia o nacionalidad: muestre empatía con las personas que han sido afectadas, en y de cualquier país, dado que quienes tienen la enfermedad son igualmente víctimas de esta situación.  

  • Evite el estigma asociado a la enfermedad, es necesario diferenciar a las personas del virus, por eso es importante reconocer que son "personas que tienen COVID-19", "personas que están siendo tratadas por COVID-19", o "personas que están en proceso de recuperación de COVID-19".  

Recomendaciones familiares para el aislamiento social 

  • Planifique en conjunto con sus familiares o personas con las que vive, las actividades a realizar durante el tiempo que dure la recomendación de estar en casa.  

  • Distribuya las acciones a realizar durante el día, recordando la necesidad de compartir las tareas entre los miembros de la familia, y destinar tiempo al descanso, la higiene, la limpieza, el ejercicio, la alimentación, las compras (recordando que si fuera necesario salir a realizarlas se recomienda que salga una sola persona), y la atención, si es el caso, de niñas y niños, personas con discapacidad y personas adultas mayores.  

  • No recargue tareas en las mismas personas, esto puede generar mucho agotamiento. 

Recomendaciones para personas a cargo de menores de edad 

  • En tiempos de crisis, es común que niñas, niños y personas adolescentes busquen más apego y sean más exigentes con los padres, madres y/o personas encargadas. Pueden conversar sobre el COVID-19 con estas personas, ofreciendo información apropiada para su edad. Abordar conjuntamente las preocupaciones puede aliviar su ansiedad o molestias. 

  • Cada niña, niño y persona adolescente tiene su propia manera de expresar emociones. Ayude a niñas y niños a encontrar maneras de expresar sus sentimientos. Utilizar actividades creativas, como jugar o dibujar puede facilitar la expresión y comunicación de sus sentimientos en un ambiente seguro y de apoyo.  

  • Mantener las rutinas familiares saludables en la vida diaria tanto como sea posible, especialmente si niñas, niños y personas adolescentes están confinados en casa. Proporcionar actividades apropiadas para su edad, mediante juego, favoreciendo socializar, con la familia o amistades mediante los medios comentados en el punto anterior.  

  • Incluya en su rutina diaria actividades que le relajen y aporten a su bienestar emocional y físico, tales como técnicas de relajación a través de la respiración consciente y otros. Para poder dar un cuido apropiado usted debe cuidar también de sí mismo/a y su bienestar personal también es importante. 

Recomendaciones para personas a cargo de adultos mayores 

  • Las personas adultas mayores y aquellas con deterioro cognitivo/demencia, pueden mostrar ansiedad, enojo o agitación en situaciones de distanciamiento físico. Proporcionar apoyo práctico y emocional a través de redes informales (familias), y tener a disposición de profesionales de la salud. Compartir información sobre lo que está pasando de una manera clara, concisa, respetuosa, paciente y ajustada a las capacidades de la persona, centrada en cómo reducir el riesgo y poder identificar necesidades de salud surgidas de esta situación. 

  • Se recomienda involucrar a sus redes familiares y de apoyo en proporcionar información y ayudar a practicar las principales medidas de prevención (pe. lavado de manos, aplicación de protocolos de tos y estornudo). 

  • Alentar a las personas adultas mayores, en condiciones de salud para hacerlo, a compartir sus experiencias y fortalezas para apoyar en los esfuerzos comunitarios.  

  • Incluya en su rutina diaria actividades que le relajen y aporten a su bienestar emocional y físico, tales como técnicas de relajación a través de la respiración consciente y otros. Para poder dar un cuido apropiado usted debe cuidar también de sí mismo/a y su bienestar personal también es importante. 

Personas en situación de distanciamiento físico y solidaridad social 

  • Durante las situaciones de emergencia, es preciso prestar atención a sus propias necesidades y sentimientos. Mantener rutinas diarias personales de alimentación, sueño, ejercicio, organización del espacio, tanto como sea posible, ayuda al bienestar emocional.  

  • Si las autoridades sanitarias han recomendado limitar su contacto social físico para contener el contagio, continúe manteniendo el contacto a través del medio que considere más apropiado (pe. llamadas o videollamadas o redes sociales).  

  • Incluya en su rutina diaria actividades que le relajen y aporten a su bienestar emocional y físico, tales como técnicas de relajación a través de la respiración consciente, leer lecturas agradables, ver videos relajantes, escuchar música, realizar alguna actividad artística como dibujar, pintar, escribir, siempre cumpliendo con las medidas de prevención adecuadas. Asegúrese que pueda realizar dichas actividades de manera armoniosa para la convivencia con las demás personas.