Alianza Empresarial para el Desarrollo - AED

Contacto

Manténgase en contacto

Reciba nuestro boletín con información para su empresa.

Pacto Global como guía de la estrategia empresarial

Pacto Global como guía de la estrategia empresarial
14 Mar, 2014

Pacto Global como guía de la estrategia empresarial

 

Como parte de todo proceso de gestión y planificación, la definición de la estrategia es un paso clave que determinará, en gran medida, los resultados de negocio. De esta forma, la estrategia definida guiará el funcionamiento de una institución para un periodo de tres a cinco años. Es un proceso clave que debe ser ejecutado de manera correcta e incluir todas las variables y escenarios posibles.

Algunas empresas y organizaciones han decidido incorporar los 10 principios del Pacto Global como una de las guías generales de su gestión. El Pacto Global, lanzado en julio del 2000 por la Organización de Naciones Unidas (ONU), está conformado por diez principios elementales que abordan los temas de derechos humanos, estándares laborales, medio ambiente y prácticas anti-corrupción, a los cuales se pueden adherir las empresas voluntariamente.

Al ser compromisarios de los Diez Principios de Pacto Global, las entidades firmantes se comprometen a respetarlos y promoverlos, tanto a nivel interno como en su esfera de influencia. Es más, el compromiso interno se asume como un elemento clave para el éxito de esta iniciativa. Esto tiene un impacto fundamental en la definición estratégica, puesto que los citados Diez Principios deben alimentar la misma.

 

Si asumimos un proceso típico de definición estratégica tomando, por ejemplo, el propuesto por P. Kotler para las unidades estratégicas de negocio, los pasos serían los siguientes:

De esta manera, una empresa que desee alimentar su estrategia de negocios con base en los 10 principios del Pacto Global debería:

  • Misión: debe indicar los objetivos generales y las políticas de la entidad, encuadradas siempre por el respeto a los 10 Principios.
  • Análisis del entorno externo: la organización tiene que estar al tanto de cuáles son los drivers que guían el entorno en el que se encuentra y que pueden afectar a su capacidad de generar rendimiento. A este nivel, la aplicación de los 10 Principios no influye en gran medida, apenas y sólo si la empresa quiere valorar cómo lo están haciendo sus pares y/ o competidores. De cualquier manera, esto implicaría recursos que podrían distraer del objetivo principal del análisis y cuyo retorno sería dudoso.
  • Análisis del entorno interno: una vez analizadas las posibles oportunidades en el entorno externo, será necesario ver cuáles son los puntos débiles y las fortalezas a nivel de competencias. En este punto, se debe valorar realizar un diagnóstico de los 10 principios para analizar también cómo estamos internamente, ya que puede que ya existan iniciativas y tácticas que respondan a los postulados contenidos en el Pacto Global.
  • Formulación de objetivos: las fases de análisis definen cuáles son las oportunidades de negocio/ desarrollo y las competencias para desarrollarnos. La entidad debe elegir las oportunidades diferenciales y para las que tiene las competencias necesarias y formular objetivos alineados a sus metas y las guías que eligieron para el diseño de la estrategia.
  • Formulación de la estrategia: los objetivos definen hacia dónde quiere ir la organización y la estrategia define cómo llegar. A la hora de definir nuestro plan necesariamente tendremos en cuenta los objetivos surgidos en relación a los 10 Principios. En ningún caso el plan estratégico puede incumplir alguno de ellos. Por ejemplo, si elegimos una estrategia de reducción de costes no podemos permitir que para conseguir las metas definidas existan en nuestra cadena de suministro situaciones de trabajo forzoso o de trabajo infantil; en estos casos se deberían revisar las metas y ajustarlas a un escenario respetuoso con los 10 principios.
  • Formulación del programa de acción: una vez definida la estrategia que nos ayudará a alcanzar los objetivos hay que definir los programas de acción. Asumimos que estos respetarán los 10 Principios de Pacto Global. A este nivel es más importante definir mecanismos de identificación de riesgos y posibles incumplimientos en la gestión de la organización, sobre todo en las cadenas de suministros.
  • Feedback y control de resultados: a medida que se va avanzando en la gestión será necesario analizar posibles alarmas y tener planes de contención en caso necesario.

Como todo proceso de planificación, incluir una variable adicional en el análisis como son los 10 Principios de Pacto Global puede tener en ocasiones implicaciones a nivel cultural. En estos casos, será necesario realizar o plantear en paralelo una gestión del cambio que disminuya o elimine el posible rechazo interno.

En definitiva, los 10 Principios de Pacto Global pasan a ser un elemento más a considerar a la hora de definir la estrategia. En muchos casos, estas implicaciones serán pocas puesto que la empresa ya trabaja bajo esos estándares; en otros, los cambios serán profundos, pero beneficiosos.